Contáctanos

 

Enric Granados 135
Barcelona

+34 618975767 / 655 218895

OM LINES

Potenciando la salud dentro y fuera de la empresa

 

 

5 consejos para alimentarte mejor en el trabajo

Blog

5 consejos para alimentarte mejor en el trabajo

Raquel Ollero Mora

Pasamos muchas horas al día en nuestro luegar de trabajo y ,en ocasiones, tenemos tanta prisa y tantas cosas en la cabeza que no nos paramos a pensar en algo tan esencial como nuestra alimentación. Una dieta adecuada nos asegura los nutrientes necesarios para mantener nuestra energía estable, nuestra capacidad de concentración y también nuestro buen humor.

En este post te contamos cómo puedes mejorar tu rutina a la hora de alimentarte en el trabajo, sólo necesitas un poco de planificación y muchas ganas de sentirte bien. 

1. Dedica tiempo a cocinar para ti. La mejor manera de cuidarte es didicándote tiempo de calidad. La primera recomendación es que  prepares tu propio tupper. De esta manera podrás elegir el tipo de alimentos y condimentos, la calidad de tus ingredientes, el método de cocción, ... Convertirnos en responsables de nuestra propia alimentación nos hace también más conscientes a la hora de comprar y de organizar algo tan vital como nuestra propia nutrición. 

3. Si no puedes organizar el tupper, busca alternativas lo más saludables posibles. Seguro que tienes algún lugar cerca de la oficina donde puedas comprar vegetales y frutas para preparar ensaladas. Pero hay muchos otros ingredientes que te permitirán comer de forma rápida. saludable y deliciosa en tu lugar de trabajo: legumbres envasadas en vidrio (mejor de calidad ecológica), germinados,  verduras frescas tipo zanahoria, pepino... que puedas usar para mojar en hummus, guacamole u otro paté vegetal... Fruta, yogures, frutos secos y semillas, ... Con un poco de imaginación el "lunch break" puede convertirse en uno de los mejores momentos de la jornada laboral.

4. Pero si eres de los que come cada día de restaurante, trata de elegir establecimientos que ofrezcan opciones más saludables, cada vez es más fácil encontrar restaurantes vegetarianos, veganos o flexitarianos, los restaurantes japoneses pueden ser una buena solución que suele gustar a todo el mundo. Si te toca comer en cantina de la empresa, busca que tu guarnición sea, en la medida de lo posible, una ensalada, evita los postres industrializados o  llenos de azúcar y bebe agua en lugar de refrescos o alcohol.

2. Sustituye los snacks industriales por snacks saludables. Por ejemplo: chocolate amargo en lugar de bombones o chocolatinas, frutos secos crudos en lugar de aperitivos fritos, barritas de muesli en lugar de bollería. Trata de beber más infusiones y menos café y tener siempre fruta a mano para esos bajones de energía de media mañana.

5. Quizás el mejor consejo es que busques rutinas que te resulten fáciles de seguir en tu día a día. De nada sirve vivir como si no se pudiera comer nada de lo que nos gusta. Una alimentación saludable poco tiene que ver con una dieta resrictiva. Come de forma austera y lo más natural posible, tómate tu tiempo para saborear los alimentos y comparte esos momentos de descanso con tus compañeros. No todo tiene que ver con lo que comemos, sino con cómo lo comemos